Cyril Ramaphosa excluye al Polisario de las prioridades de su agenda para la presidencia de la UA

El presidente sudafricano, Cyril Ramaphosa, que se prepara para tomar este febrero, la presidencia rotativa de la Unión Africana (UA) durante un año, presentó los principales temas prioritarios de su mandato en 2020, excluyendo por cierto, el dossier del Sáhara de su agenda.

En un largo discurso el martes por la mañana a embajadores africanos en Pretoria y ministros de su gobierno, Ramaphosa habló de “atención especial” a los conflictos en Libia y Sudán del Sur, y enfatizó que su gobierno “ya está activamente involucrado en la investigación de soluciones “a estos dos casos.

Sin embargo, para consternación del Polisario y Argelia, el jefe de Estado sudafricano, cuyo país apoya la pseudo república saharaui, la “RASD”, no dijo una sola palabra sobre está entidad y su movimiento separatista.

Una omisión que probablemente afectará a los inquilinos del campamento de Rabuni y el palacio de Al Muradia en Argel, quienes, sin embargo, confiaron en gran medida en Sudáfrica para bloquear a Marruecos dentro de la organización panafricana y sellar las heridas profundas del frente saharaui.

Como se esperaba en Rabat, en su discurso, Ramaphosa ignoró el tema del Sáhara Occidental y lo excluyó de los temas prioritarios en su agenda como jefe de la UA.

Sin embargo, el presidente de Sudáfrica se centró en cuestiones económicas, incluida la finalización del establecimiento del Área de Libre Comercio de África (ZLECA) y la integración de las mujeres en el tejido económico africano.

El Polisario ha sido rechazado en todas partes en los últimos tiempos, así como en la ONU, en Europa o en América Latina, por el simple hecho de que constituye “una estafa geopolítica que carece de fundamento histórico, legitimidad popular y realidad demográfica”, como señala acertadamente el periódico brasileño O Globo en su edición del martes.

Y el periódico brasileño con una gran circulación, de recordar que “cuando Marruecos planteó la cuestión del Sáhara ante la ONU en la década de 1960, el Polisario simplemente no existía”, recordando que “fue creado, en El contexto de la guerra fría, por Libia y Argelia, en la forma de una guerra de guerrillas antes de que se convierta, después de su derrota, en un movimiento separatista”.