Día Mundial de África : España inflige otro revés al Polisario

El Departamento español de Asuntos Exteriores infligió este lunes 25 de mayo un duro revés al Polisario y, a su vez, a sus patrocinadores argelinos y sudafricanos, ignorando por completo la pseudo-república saharaui “RASD” de un evento conmemorativo del Día Mundial de África.
La jefa de diplomacia española, Arancha González, de hecho, no asoció al representante del Frente Polisario a una videoconferencia, dedicada al Día de África, que sostuvo con los embajadores de los países africanos acreditados en Madrid.
Los servicios del departamento español de AAEE ??han incado un poco más el cuchillo en la llaga de los dirigentes del Polisario, al publicar en la cuenta de Twitter del ministerio, el mapa geográfico de África con las banderas de todos los estados miembros de la Unión Africana, excepto el de la quimérica república saharaui que, sin embargo, es miembro de la UA.
Este enfoque que debería enfurecer a los torturadores del Polisario y sus patrocinadores argelinos, solo reafirma la posición ya conocida de Madrid en el asunto del Sahara.
Como recordatorio, en su discurso del 25 de septiembre de 2019 ante la Asamblea General de las Naciones Unidas, el Jefe del ejecutivo español, Pedro Sánchez, dijo que “el gobierno español desea contribuir a los esfuerzos del secretario general de las Naciones unidas para lograr una solución política, duradera y mutuamente aceptada “, sin mencionar por primera vez, el” derecho del pueblo saharaui a la autodeterminación”.
Una posición que también encaja perfectamente con la de las Naciones unidas, que nunca ha reconocido la pseudo- república saharaui y nunca ha tratado al Frente Polisario como un movimiento de liberación.
A pesar de la alternancia de la derecha y la izquierda en el poder en Madrid y París, España y Francia han apoyado la posición de Marruecos durante años en la disputa territorial que le opone al Polisario en torno a parte de su Sahara
Finalmente, debemos recordar que el Frente Polisario no se creó desde cero, solo en 1973 por instigación de los regímenes libio y argelino de la época, y su república quimérica solo vio la luz en 1976, mientras que nunca existió antes ni durante el período de ocupación del Sahara marroquí por España.