Coronavirus: la situación se vuelve explosiva en Tinduf con la huida de los saharauis a Mauritania

Cada vez más saharauis están tratando de escapar de los riesgos de contaminación por coronavirus y la escasez de alimentos que se ciernen sobre los campamentos de Tinduf y las otras localidades adyacentes al muro de seguridad para llegar desesperadamente al norte de Mauritania.
En los últimos días, muchas familias saharauis han huido de los campamentos de Tinduf y especialmente de los llamados “territorios liberados” (zonas de amortiguamiento) ubicadas al este del muro de seguridad, para ir a las wilayas de Tiris Zemmour, Adrar y Dakhlet Nouadhibou, informan los medios de comunicación mauritanos.
Sin embargo, la mayoría de estos fugitivos terminan siendo interceptados por los soldados mauritanos que los obligan a regresar. Este es el caso de un grupo de saharauis que incluye mujeres y tres niños que intentaron el martes, según los medios mauritanos, infiltrarse en un vehículo en la ciudad de Zouerate, antes de ser interceptados y conducidos de regreso al territorio argelino.
Dos días antes, dos mujeres y un niño de los campamentos de Tinduf fueron arrestados por la policía de Zouerate y entregados a las milicias armadas del Polisario, agregan las mismas fuentes, agregando que el día anterior, otras dos familias sufrieron el mismo destino al pasar la frontera de Oum Grine.
El cierre de la frontera terrestre entre Argelia y Mauritania debido a la pandemia de Covid-19 dificultó la infiltración a Mauritania a los saharauis de Tinduf, que solían vender sus productos en este mercado, incluyendo combustible y contrabando.
La pandemia de coronavirus y la falta de ayuda alimentaria han empeorado gravemente las condiciones de vida en los campamentos de Tinduf y han obligado a sus habitantes a huir a cielos más cálidos.
Y luego de la fuerte caída en los precios del petróleo, el gobierno argelino, el principal proveedor de fondos y ayuda al Polisario, redujo los suministros a los campamentos de Tinduf.
La sociedad civil en la wilaya argelina de Tinduf se hizo cargo enviando, hace 15 días, 300 toneladas de ayuda alimentaria a los habitantes saharauis, pero la situación en los campamentos arriesga empeorarse.