La RCA y Santo Tomé y Príncipe abren un Consulado General en El Aaiún

Después de las Islas Comoras y Gambia y, muy recientemente, Guinea y Gabón, es el turno de la República Centroafricana (RCA) y la República de Santo Tomé y Príncipe de desafiar al Polisario y sus partidarios, abriendo este jueves, Consulado general en El Aaiún, capital del Sáhara marroquí.

La ceremonia inaugural del Consulado General de Santo Tomé y Príncipe en El Aaiún, estuvo presidida por el Ministro marroquí de Asuntos Exteriores, Cooperación Africana y marroquíes que viven en el extranjero, Nasser Bourita y su homóloga santomeana, Elsa Teixeira de Barros Pinto.

También en la mañana del jueves, el diplomático marroquí, Nasser Bourita y su homólogo centroafricano, Sylvie Baïpo-Temon, presidieron la apertura del consulado general de la República Centroafricana en la misma ciudad de El Aaiún

Es la cuarta y quinta representación diplomática africana que se creará en Laâyoune, después de que el Consulado Honorario de Costa de Marfil, inauguró en junio pasado, el Consulado General de la Unión de las Comoras, que ha estado operativo desde el pasado diciembre, así como el Consulado General de Gabón y la República de Guinea-Conakry abrieron el 17 de enero de 2020, en El Aaiún y Dakhla, respectivamente.

La apertura de estás misiones consulares por parte de los países africanos amigos de Marruecos en estás dos grandes provincias del sur, constituye un serio revés para el movimiento separatista del Polisario y sus padrinos argelinos que continúan experimentando rotundos fracasos en la batalla diplomática que les opone a Marruecos en el asunto del Sáhara.

Según el ministro marroquí de Asuntos Exteriores, muchos otros países amigos tienen la intención de abrir pronto, representaciones diplomáticas en las provincias del sur del Reino para mostrar su solidaridad con Marruecos y el reconocimiento del carácter marroquí del Sáhara.

Es un acto de valentía por parte de estos países hermanos y amigos del Reino que tuvieron el coraje de activar su presencia diplomática en las provincias de El Aaiún

o Dakhla, poniendo fin a los reclamos quiméricos del Polisario y los escasos países que todavía mantienen su apoyo hasta el dia hoy, a la pseudo república saharaui “RASD” que no está reconocida como un estado soberano por las Naciones Unidas ni por ninguna otra organización regional o internacional, excepto el Unión Africana que lo obligó a hacerlo durante el período de la Guerra Fría.